Translate to your language

lunes, 2 de septiembre de 2013

Entrevista al Hermano Ambrosio - Parte 1


Hermano Ambrosio, durante la entrevista

En el mes de agosto, el Monasterio Católico Bizantino de la Transfiguración de Pigüé, recibió la visita del Hermano Ambrosio, monje bizantino del Monasterio de la Santa Resurrección de San Nazianz, Wisconsin.

Enviado por su Abad, luego de una estadía en Brasil con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, pasó unos días en el monasterio de Pigüé, para estrechar lazos de fraternidad y hermandad entre las comunidades monásticas.

El hermano Ambrosio, es un monje de 35 años de edad, nacido en Los Ángeles, California. Tuve la oportunidad de conocerlo un domingo, y luego de la Divina Liturgia, y antes de partir nuevamente hacia su monasterio, aceptó gustosamente responder a un par de preguntas que le he hecho para compartir en este blog.

En esta primera parte comparte acerca de su monasterio. En el próximo post de Teóforos, subiré una segunda parte con su testimonio vocacional completo.

Hno. Ambrosio, Raquel y Hno. Jonathan, frente a la Iglesia del Monasterio de la Transfiguración de Pigüé
_____________________________________________________________

Hermano Ambrosio, ¿Puede compartir con nosotros algo acerca de la historia de su monasterio, y algunos aspectos del apostolado y las actividades que se desarrollan en torno al mismo?.

El Monasterio de la Santa Resurrección o Holy Resurrection Monastery, como es conocido en inglés, es una comunidad monástica que fue establecida en 1994. Originalmente estaba en el norte del estado de California, empezó un grupo de tres hombres los cuales estaban discerniendo, al principio tres australianos y más tarde se junta otro laico quien había vivido en Grecia por un año, y durante esta experiencia se encontró con las Iglesias Ortodoxas y de ahí un amor hacia el rito bizantino.

De los otros tres australianos, dos continuaron en el proyecto y forman una comunidad monástica, sin estatus jurídico al principio, en la zona de San Francisco. Luego se mueven al sur de California, en el Desierto de Mojave, un lugar árido con temperaturas de hasta 50°C, ráfagas de viento de 80-90km por hora. Un lugar árido, áspero, difícil. Pero la comunidad se mantiene ahí desde 1994/1995 hasta aproximadamente el 2005. Y en ese período, la comunidad estaba bajo la jurisdicción de la Iglesia Rutena, y posteriormente se transfiere a la jurisdicción de la Iglesia Greco Católica Rumana, con el actual Obispo John M. Botean.


Desde la izquierda: Fr. Basil, Fr. Maximos, Abbot Nicholas, Fr. Moses, Br. Ambrose, Deacon Patrick Firman (visitante), junio 2013.

Eventualmente, nuestro monasterio se muda a Wisconsin, adquirimos una propiedad que es un tanto más habitable, que al principio era un orfanato y un hospital, y después pasó a ser un convento, al cual se le añadió una capilla en 1906, posteriormente otra extensión, donde está ahora la trápeza o comedor. La propiedad del monasterio fue establecida en 1860, entonces tiene ya bastantes años, estamos hablando de casi 150 años, aproximadamente. Y nosotros nos mudamos a esta propiedad en octubre del 2011.

El carisma de nuestro monasticismo en particular, es muy similar a lo que se está haciendo aquí, en la comunidad de Pigüé.
Para nosotros el carisma es, en primer lugar, mantener la tradición del rito bizantino, y presentárselo a los católicos romanos en particular, los cuales no conocen mucho acerca del rito, o de la vida del Oriente Cristiano.

Interior de la Iglesia del Monasterio de la Santa Resurrección

En segundo lugar, nuestro carisma es enriquecer la Iglesia latina para que pueda redescubrir nuevamente sus raíces y el amor a la Liturgia, a través del respeto al rito bizantino.




Somos una comunidad tradicional monástica, similar a esta comunidad, en la cual nos abstenemos de ciertos alimentos, ayunamos los miércoles y los viernes durante el año, dependiendo de la festividad. Y durante otros períodos del año no hay ayuno de acuerdo al calendario establecido por la costumbre del rito bizantino.

A diferencia de esta comunidad de Pigüé, nosotros utilizamos el calendario juliano reformado. Es decir que las fechas fijas de fiesta para la Iglesia latina, nosotros participamos en ellas. Por ejemplo el 25 de diciembre que es Navidad también para nosotros, o por ejemplo la Asunción de la Santísima Virgen el 15 de agosto. Sin embargo las fechas que coinciden por ejemplo, con respecto a la Pascua, el día de Pentecostés, los ayunos correspondientes a la Pascua, y así sucesivamente, estan regidos por el calendario juliano reformado, nuevamente en el cual mantenemos las fechas que son en base a la Pascua, de acuerdo al calendario antiguo, como lo hacen aquí. Y esto nos da una polaridad positiva, en el aspecto que permite, por ejemplo, al Obispo de la diócesis latina, u otros obispos o sacerdotes de las diócesis latinas, puedan participar cuando la Pascua no coincida. Afortunadamente o desafortunadamente los siguientes dos años son en la misma fecha. Después en el 2016 ya será otra fecha distinta, y nuevamente esto nos permite tener un ecumenismo para poder enriquecer nuestras iglesias en base a esta comunión.


Con respecto a nuestra vida monástica, el monasterio también en este caso, en primer lugar es un centro de hospitalidad, en el aspecto que está compuesto por tres pisos. En el segundo piso es donde hay un albergue. Hay trece cuartos, uno de ellos tienen camas dobles, cuatro de ellos tienen camas sencillas y tenemos retiros que estan agendados durante los 12 meses del año, hay un retiro cada semana, que está programado y tiene un tema que se desarrolla entre un viernes, sábado y domingo. Y en los cuales los feligreses o los que deseen participar en el retiro pueden entonces inscribirse y quedarse durante este período.





Hay dos cosas que suceden:

- En primer lugar la experiencia del rito bizantino en un monasterio, el cual son muy reducidos en los EE.UU. Monasterios como el nuestro solamente hay otro en el norte de California también, digo también porque el nuestro se había generado cerca de esa zona. Hay un monasterio de mujeres que depende de nuestro monasterio (Holy Teophany Monastery) y otro monasterio que por ahora no tiene estatus jurídico, pero se está formando, y ya son tres mujeres con una postulante, y ellas estan en Ohio, y es el Christ the Bridegroom Monastery, que traducido pobremente significa Cristo el Novio de la Iglesia, algo así sería más o menos la traducción. Y hay otra pequeña asociación de monjes que estan en Michigan que depende también del monasterio que está en California.
Entonces, ya hay cuatro comunidades monásticas católicas bizantinas. Comunidades monásticas ortodoxas hay bastante, pero católicas ortodoxas solo hay algunas.

Entonces, retomando el tema de la hospitalidad, esto le permite a católicos que quieran enriquecerse con el rito bizantino, que esten en una zona geográfica más aledaña a la nuestra, participar en la vida monástica, ayunar si vienen en el período de ayuno, vivir la agenda que tenemos durante el día y al mismo tiempo enriquecerse espiritualmente al participar en un retiro.






- El segundo aspecto que tenemos es: las misiones en las diócesis latinas. El Ordinario de las Diócesis latinas, el Obispo David Ricken, tiene una afinidad con las Iglesias Orientales muy profundo. Y él nos ha dado un contrato en el cual nos apoya económicamente. Podemos ir a visitar sus distintas parroquias. Nos ha involucrado en el ecumenismo diocesano para hablar con iglesias evangelistas o protestantes, y también nos ha invitado a participar en el Departamento de Educación Religiosa, para nosotros poder presentar la fe, no nada más desde la perspectiva romana latina, sino también desde la perspectiva oriental bizantina.


¿En los seminarios latinos tienen incluída la temática de las Iglesias Orientales?

Depende del seminario. Nosotros hemos tenido la oportunidad de ir a visitar el Seminario de la Arquidiócesis de Los Ángeles del Arzobispo José Gómez que es de Monterrey, México, en el cual sí se toca el tema de las Iglesias Orientales; en el Seminario de la Arquidiócesis de Chicago que es del Cardenal George. Y los seminaristas de la diócesis latina de Green Bay, que es donde estamos nosotros, ellos tienen la oportunidad de ir a visitarnos.
Entonces, no es en todos los seminarios donde se presenta el tema de las Iglesias Orientales, pero ciertamente en algunos de los seminarios más grandes sí está presente.

Volviendo al tema de nuestras actividades, tenemos el tema de los retiros, tenemos una hospedería y un tercer aspecto:

- Grupos parroquiales que vienen para un día de retiro de recogimiento. También llegan a participar de nuestra vida monástica. Tienen un tema que nosotros desarrollamos, el cual lo presentamos desde la espiritualidad oriental.

- También tenemos una panadería, o servicio de respostería. Aproximadamente cada seis semanas estamos vendiendo pan al público, diferentes tipos de pan, pizzas, galletas, etc. Y pues, es una fuente de ingreso que nos saca de muchos apuros. Afortunadamente tenemos una cocina industrial que nos permite hacer ese tipo de trabajo.


LA VIDA EN EL MONASTERIO



La vida en el monasterio es similar a aquí en Pigüé, porque no se celebra la Eucaristía todos los días.
La Eucaristía se celebra en el monasterio todos los miércoles, sábados y domingos, por bastantes razones. Hay razones históricas que en el monasticismo no se celebra siempre la Eucaristía. También porque no tenemos muchos monjes que son sacerdotes. Solamente somos cinco monjes en total, de los cuales dos son sacerdotes y hay un diácono. Y pues, celebrar la Eucaristía todos los días sería algo difícil para la vida de la comunidad.




Nuestra vida de oración, los días que no hay liturgia se organiza de la siguiente manera:


5.30hs: comenzamos a la mañana con las oraciones de la medianoche

6hs a 6.20hs: Oración contemplativa, la Oración del Corazón u Oración de Jesús.

6.20hs a 6.40hs: descanso, para tomar un café, o preparar algo que se tenga que preparar.

6.45hs a 8.15hs: nuevamente oraciones, en las cuales se incluyen las matutinas y la hora prima.

8.15hs a 9.30hs: se incluye el desayuno, el cual es opcional. Es el único alimento en el cual no es necesario presentarse, ni pedir permiso del Abad. En ese mismo período, tal vez hay una junta, o hay algo personal, como por ejemplo salir a hacer ejercicio, yo en particular voy a correr por una hora y regreso.

9.30hs a 12hs: estudio, preparación para algún proyecto, trabajos, o alguna obediencia asignada por el Abad. En el caso de los sacerdotes, si hay feligreses visitando, tal vez es dirección espiritual, o si hay charlas, alguna charla que se tenga que facilitar.

12hs a 12.30: oraciones, hora tercia y sexta, con la lectura del típikon y el Evangelio generalmente.

12.30hs a 1pm: almuerzo

1pm a 2pm: limpieza

2pm a 4.50pm: distintas obediencia

4.50pm a 6.15pm: novena, oración contemplativa por 20 minutos y las vespertinas

6.15pm a 7pm: cena,luego limpieza, y hasta las 8hs compartir en comunidad.

8pm a 8.30pm: oraciones de la noche

8.30pm en adelante: se puede leer un libro, y acostarse cada uno a la hora que lo vea adecuado.










En resumen eso sería. Si añadimos la Divina Liturgia, pues se le añade ahí, una hora y media aproximadamente más, al horario de oraciones.


 Video "Inside Holy Resurrection Monastery":





Notas:

Fotos de la página en Facebook del Holy Resurrection Monastery