Translate to your language

jueves, 5 de mayo de 2011

"La Oración, respiro del Alma" - por su Beatitud Sviatoslav Shevchuk


LA ORACIÓN, RESPIRO DEL ALMA


                            por Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk


Un anciano – starets (padre espiritual)  fue visitado por un joven quien le pidió: “Padre, enséñame a orar”.
- Bien, le respondió.  - ¡Sígueme! El anciano se levantó, se fue a un profundo río y comenzó a entrar en el agua. El joven sin saber qué hacer, lo siguió. Cuando ya estaban en el medio del río y el agua les llegaba hasta la boca, el anciano agarro al joven por sus cabellos y lo sumergió.
El joven con un gran esfuerzo logró liberarse del anciano luego de una inmensa lucha y salió del río respirando profundamente. Salió también el anciano e interrogó al joven: - ¿Cómo te sentiste debajo del agua? Este le respondió: - Padre yo gritaba a Dios, con un grito mudo para que me dé al menos un respiro y para que me libre de la muerte.
Entonces el anciano le explicó: - El río que hunde a los hombres es la vida sin Dios. Si nosotros vamos a gritar y recurrir a Dios como tú lo hiciste debajo del agua, vamos a orar correctamente. La oración siempre nos libra de la muerte y como el respiro nos llena, no de aire, sino del Espíritu Santo: portador de Vida Eterna.

1-      ¿Se aprende a respirar? 

-          No.
-          Orar es una necesidad natural.
-          Es un signo que la persona esta viva.
-          Todos respiran, creyentes y no creyentes.
-          Se aprende las formas de oración pero orar es algo natural al alma humana.
-          Orar es un rasgo propio de una persona creyente, de un alma viva, si uno no reza quiere decir que está muriendo o murió para la vida eterna.
-          Todos rezan, también los no creyentes, porque cada uno en lo profundo de su corazón se proyecta hacia un futuro.

2-      La oración – respirar con el Señor.

-          El respiro tiene dos movimientos: inspirar e espirar. Inspirando traemos los elementos vitales para la vida como el oxígeno y,  espirando retornamos los frutos del metabolismo humano.
-          Rezando dialogamos con Dios e intercambiamos con Él nuestras vidas: Él se dona a nosotros y nosotros nos donamos a Él. La oración también tiene dos movimientos: yo me elevo a Él y el acerca hacia mí.
-          Al dialogar con una persona humana ésta está fuera de mí, normalmente, sin saber que quiero decirle. Aún más, muchas veces no me entiende. Dialogando con Dios, El está en mí: Padre, Hijo y Espíritu Santo viviendo en mí, que soy templo del Espíritu Santo. Dios sabe todo lo que yo le quiero decir antes de que lo exprese. Me entiende siempre; aunque no le diga nada, solo lo mire, llore o le regale mi alegría.
-          El mismo Espíritu Santo que es Espíritu de Amor nos enseña cómo debemos orar: Rm. 8, 26 “Igualmente el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque no sabemos orar como es debido; pero el Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables”.

3-      Orando, oramos  con Dios y en Dios.

-          El Espíritu Santo nos enseña como rezar, Él es el primero quien empieza el diálogo, toca nuestro corazón, infunde el deseo de orar. En el Espíritu Santo nosotros inspiramos la vida de Dios y espirando entregamos a Él  nuestra vida. Esa es la dinámica de la oración personal.
-          Jesucristo lleva mi vida y la presenta al Padre con todas mis necesidades. Esta gran ofrenda de la vida de toda la comunidad se realiza durante la Divina Liturgia. Con el pan y el vino, entregamos al Señor  toda nuestra vida: con sus tristezas y sus alegrías; y en Jesucristo recibimos La Vida ya como Su Cuerpo y Sangre, en la Eucaristía. Por eso es importante aprender a participar en la Liturgia ofreciendo nuestras vidas como nos invita el sacerdotes: ¨Entreguémonos unos a otros y nuestras vidas enteras a Cristo Dios¨. (Divina Liturgia de San Juan Crisóstomo).
-          Dios  Padre, mi verdadero Padre, que me ama infinitamente, es mi fuente de vida y felicidad. Por eso cuando los Apóstoles pidieron: Señor Enséñanos a orar (Lc 11,1) Él les dijo cuando oren digan: Padre nuestro
En el camino de la oración el Espíritu Santo nos conduce por Cristo a Dios Padre. Si descubrimos que nuestro Dios es un Dios más cercano de lo que puedo imaginar, que se ocupa de mí, que mi oración le permite entrar en mi vida para que Él la llene de su amor, entonces la oración puede cambiar el sentido de mi vida.

4-      Como orar?

-          Hay que orar cada día con la conciencia de que estoy hablando con una persona viva, que me escucha, me recibe, me entiende, me ama y me va a responder. Solo debemos estar preparados para recibir Su respuesta.
Los Santos Padres dicen que el alma de una persona orante es como la cuerda de un violín que necesitamos afinar cada día, y esperar, perseverando hasta el momento en que el Divino Músico lo toque. Y este toque hace cantar. Pero si la cuerda esta floja no puede sentir el toque de Dios, y su presencia pasa inadvertida. En este encuentro vamos a afinar nuestras cuerdas!
-          También, hay que orar con obras, sufrimientos, alegrías…y no sólo con palabras. La oración es vana si mi vida no está en armonía con ella.
-          Cuando vamos a la Divina Liturgia, en cada domingo o en cada fiesta, tenemos que presentar al Señor  nuestra historia personal. La Divina Liturgia es un espacio y tiempo privilegiado porque en ella el Señor nos quiere hablar a través de las lecturas de la Palabra, de la homilía del sacerdote, los cantos de la Iglesia… Sólo debemos estar preparados para oír Su vos. Porque la Liturgia no es una ceremonia, un rito incomprensible; es acercamiento: Yo me acerco a Dios y Dios se acerca a mí. Por eso la Divina Liturgia es la oración más poderosa que Jesús dejó a su Iglesia. Es la escuela permanente de la oración.

5-      Oración de Jesús: Tchotki.

-          Esta oración tiene dos partes.
Primero: Señor, Jesús, Hijo de Dios. Indica quien es el Señor.
 Segundo: Ten piedad de mí, pecador. Indica quien soy yo.
-          Esta oración nos hace cada vez más semejante a Jesús porque Él con su misericordia sana nuestras heridas del pecado y nos hace comprender que también yo soy hijo de Dios.
-          Esta oración es acompañada por el respiro. Rezando la primera parte (Señor, Jesús, Hijo de Dios)  inspiramos y sentimos la presencia del Espíritu Santo  llegando a nuestro corazón. Rezando la segunda parte (Ten piedad de mí, pecador)  espiramos y hacemos entrega de nuestro pecado, nuestra debilidad, nuestra existencia como pecadores. 

El fruto de este intercambio de la vida de un corazón que ora es la sanación espiritual del pecado y la armonía de la vida interior que se manifiesta como: La paz.


 Este bellísimo artículo sobre la oración fue escrito por Su Beatitud Sviatoslav, y será sin dudas de gran provecho espiritual para quien lo lea. Fue publicado en el sitio http://orientales.org.ar, dirigido por la Hna. Mónica Jaciuk, OSBM., quien tan amablemente nos permitió compartirlo.
__________________________________________________

En el día de hoy, Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de la Iglesia Greco Católica Ucraniana (comúnmente llamado Patriarca), cumple 41 años de edad.

Feliz cumpleaños Su Beatitud Sviatoslav!

МНОГАЯ ЛІТА!!! Por muchos años!.



(TODAS LAS FOTOS DE ESTE POST CORRESPONDEN A UNA VISITA QUE HIZO SU BEATITUD SVIATOSLAV EL AÑO PASADO AL MONASTERIO CATÓLICO BIZANTINO DE LA TRANSFIGURACIÓN DE CRISTO)

Tenerlo en la Argentina por casi dos años fue un gran regalo y don de Dios. Y su reciente entronización como nueva Cabeza de la IGCU nos llenó de alegría. Todos los medios de comunicación comentaban acerca de su juventud, quizás muchos se sorpendían de esto, pero es que en Ucrania la mayoría del clero y los religiosos son muy jóvenes, esto es algo totalmente normal. Hay un gran resurgimiento y despertar espiritual. Recordemos que la IGCU recién fue legalizada en 1990, luego de 45 años de vivir como iglesia clandestina o de las "catacumbas". Sviatoslav estudió en el Seminario Mayor clandestino de la IGCU. Y los que lo conocen hablan de su gran inteligencia y sabiduría, de su humildad y sencillez, de su fuerza y dinamismo, de que es verdaderamente un hombre de Dios, un hombre santo. Cuando fue nombrado por el Papa Benedicto XVI para su misión en la Argentina, fuera de su tierra natal, Ucrania, manifestó lo siguiente en una nota (1):

"Es difícil explicar los sentimientos. Sentí que estaba dentro de un proyecto de Dios manifestado por medio de su Santidad en su oficio de Pastor Supremo de la Iglesia, y que nuestra Eparquía está dentro de este proyecto Salvífico del Señor.

Y bueno, es un sentimiento que te hace temblar, sentí que el Santo Padre me confiere un ministerio tremendo, muy importante, el cual se refiere a la salvación eterna de las almas, de las personas. Esto va más allá de toda fuerza humana; es el mismo Señor que va obrar en la historia de una persona humana."

En su primer homilía en el Domingo de la Veneración de la Santa Cruz, el día de su entronización como Arzobispo Mayor, habló con gran fervor sobre la apertura de la Iglesia joven, dijo:


“Ante tu Cruz, nos postramos, Soberano, y tu santa resurrección glorificamos”. "Para mí, un joven padre y Cabeza de la Iglesia Greco Católica Ucrania, estas palabras son el resultado del pasado, presente y orientación para el futuro."

"Todo cristiano, que como un discípulo de Cristo sigue a su Señor, su vida personal se abrirá a la eficacia de su misterio pascual. En la gloria celestial de la resurrección sólo puede entrar por la única puerta, y es a través de su Santa y Venerable Cruz."

‎"Nuestra vocación es seguir al Salvador hasta el final, tal vez hasta la muerte de la cruz."

"Nuestra Iglesia en el siglo XX ha ido por nuestro Salvador hasta el final - hasta la destrucción total de su tierra natal y muriendo aparentemente. Sin embargo, la muerte de cientos de miles de laicos, sacerdotes, monjes y monjas, obispos ..., fue la muerte en una cruz, y por lo tanto dadora de Vida! Nuestros padres, abuelos y bisabuelos nos lo dieron a conocer, a nosotros, sus descendientes, y a  través de nosotros, a una Ucrania libre, y a la fuerza y la invencibilidad de la Santa y la Venerable Cruz."

"La santidad unió al pueblo de Dios" - es y será la estrategia de nuestra Iglesia. Vive y actúa como un solo cuerpo en el mundo como una parte de la iglesia universal. Es el alma y la voluntad del pueblo ucraniano le santifique, abra su corazón a su hermano y al prójimo, para preservar nuestra nación como pueblo de Dios y lo lleve a la salvación y a la Vida Eterna."

"Hoy en día estamos viviendo la primavera de nuestra Iglesia...lo antiguo y lo nuevo eternamente...como canta el salmista: Él colma de bienes tu vida, y como el águila se renueva tu vida (Salmo 102,5). Hoy en día, especialmente en este día ... de fiesta, nos damos cuenta que somos renovados y rejuvenecidos por la Iglesia. Así que hago un llamamiento especial a nuestros jóvenes, en su mayoría aún el clero, religiosos, y al joven ucraniano! Hoy, Cristo llama para dar cuenta de su Iglesia a los jóvenes!...

Vemos que hizo hincapié en que esta iglesia de hoy está viviendo una primavera, esta Iglesia de hoy es una Iglesia renovada y rejuvenecida en la edad de su clero en comparación con el clero de las otras Iglesias, y finalmente hizo un llamamiento a todos los jóvenes a participar en la Iglesia, a responder al llamado de Cristo.


Cuando estuvo en la Argentina, recorrió todo el país, como Buen Pastor fue en busca de todas sus ovejas, y tenía muchos proyectos, que Dios mediante se irán concretando no sólo con su ayuda, sino con la de cada uno de nosotros, Dios mismo nos hizo este llamado a través de Su Beatitud, ojalá respondamos con generosidad a esta invitación. Nuestra Iglesia nos necesita.







Notas:
(1) Extraído de orientales.org.ar