Translate to your language

jueves, 6 de enero de 2011

Recordando la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo 2010

A pocas horas de celebrar las Vísperas de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo en el rito bizantino, preparé este video que resume todo lo que vivimos la Comunidad Católica Bizantina Madre de Dios del Portal de Iver junto a los monjes en el Monasterio de la Transfiguración durante la Natividad pasada (2010).

En tan sólo tres días logramos pintar la iglesia, y ayudar con algunas otras cosas más en el monasterio.

Con tormenta de arena de por medio, cuando habíamos sacado todas las cosas afuera para poder pintar, y con algún que otro inconveniente, igualmente lo logramos.

Fueron días muy bendecidos que no voy a olvidar jamás. Estuve durante una semana en el monasterio, conocí nuevas personas, gente muy linda con la que pude compartir hermosos momentos, desde charlas, trabajo de pintura, limpieza, cocina, almuerzos, cenas, unos ricos mates, las famosas recetas del Padre David como sus exquisitas masitas de pimienta, hasta lo más importante: cantos, oraciones y el Purísmo Cuerpo y la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo en la Divina Liturgia.

Meditando en aquellos días se me vienen a la mente las palabras del apóstol Juan en su primera carta:

"Éste es el mandamiento que hemos recibido de Él: el que ama a Dios debe amar también a su hermano." (1Jn 5,21)
"Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él". (1Jn 4,16)

En ese compartir en comunidad se practica "el amar al hermano" y se experimenta, superando esta prueba, que verdaderamente Dios se hace presente en el prójimo, y de esta manera su presencia en nosotros se va haciendo más fuerte y profunda, como asi también más conscientes por este misterio de amor inmerecido, y así vamos siendo divinizados, en la medida de este desprendimiento de sí mismos cada vez mayor. "El Verbo de Dios se hizo hombre, para que el hombre se hiciera Dios". Dice San Máximo el Confesor que esta divinización no nos pertenece por naturaleza, sino que se nos es dada por participación en Cristo, por puro don, ya que ningún ser que ha nacido puede alcanzar por sí mismo la divinización, ya que nisiquiera es capaz de comprender a Dios. Únicamente es propio de la gracia divina, y sólo de ella, conceder a los seres la divinización que corresponde a lo que son. Porque la gracia ilumina a la naturaleza con la Luz que está por encima de la naturaleza, elevándola más allá de su propia condición, en la sobreabundancia de la gloria.

Es algo misterioso esto de que Dios y el hombre son modelos el uno para el otro: "del mismo modo que Dios, ante el hombre, se hace hombre por amor al hombre, así también el hombre, ante Dios, se diviniza a sí mismo por el camino del amor".

Sólo Cristo puede sacarnos de las tinieblas, y dar luz a nuestros ojos. La lucha más fuerte que tenemos que librar es con nosotros mismos. Pero en la medida en que vamos cediendo, y dejándonos abrazar por este Dios de Amor, nuestra vida se va iluminando... y nuestra humanidad se va transfigurando...porque en él está la fuente de la Vida y en su luz vemos la luz. (sal 35,10).

"Dios nos dio la Vida eterna, y esa Vida está en su Hijo. El que está unido al Hijo, tiene la Vida." (1Jn 5,11-12)

Y Dios se hace presente en nuestra vida cotidiana, en las cosas simples, en la solicitud de nuestro prójimo, porque si bien por el conocimiento que el hombre recibe de Dios, el hombre nace en Dios, es decir es divinizado; por otro, siendo divinizado, por la santidad y el testimonio de su vida, este hombre puede mostrar a los que lo rodean la imagen y semejanza del Dios que nace en él. De este modo se produce un mutuo engendramiento: el hombre se convierte en hijo en el Hijo, introduciéndose en el corazón de la Trinidad por participación en la vida de Cristo Jesús, y Dios nace de nuevo en el hombre en una especie de encarnación continua:


"Cristo nace misteriosamente sin cesar, encarnándose a través de aquellos a los que salva, y hace del alma que le da a luz una nueva madre virgen".



Esta Navidad como estoy trabajando en otra ciudad, no podré estar en el monasterio esta Nochebuena (24 de diciembre según calendario juliano, 6 de enero calendario gregoriano) para las Vísperas de la Natividad de NSJC. Ni mañana para Navidad, ya estoy sufriendo anticipadamente mi ausencia, pero mi corazón estará con todos ellos. Que Dios bendiga a cada uno, y que el Niño Dios encuentre un sitio en sus corazones donde reclinar su cabezita. Amin.

5 comentarios:

Miserere mei Domine dijo...

Feliz y santa Navidad!!! :)

La abuela frescotona dijo...

RECIBO TU SALUDO CON GRATITUD-
DESEO PARA TI, QUE JESUS NACIDO, BENDIGA TU VIDA Y TUS DESEOS, QUE PUEDAS SEGUIR TU CAMINO HACIA LA LUZ, EN COMPAÑÍA DE MUCHOS QUE SIGUEN TU EJEMPLO DE VIDA.
TE ABRAZO

Raquel del Monasterio Católico Bizantino dijo...

Gracias por sus saludos.
Cristo ha nacido! Gloria a Él!.

JOTA dijo...

Estimada Raquel... Paz.

Ante todo agradecer los aportes de tu blog que nos permiten acercanos más a la espiritualidad y vida eclesial oriental...
buscando información he llegado a un documental, que me imagino que debe ser precioso, sobre la vida de los monjes del monasterio de valaam, en Rusia... El problema es que no esta subtitulado y en youtube está solo con subtitulos en inglés...
entonces, si tu puedes, quería ver la posibilidad de tener tu ayuda para la traducción. te dejo el link del documental

http://video.google.es/videoplay?docid=-792414347895775799&hl=es#

saludos desde Chile

Raquel del Monasterio Católico Bizantino dijo...

Gracias Javier. Sí conozco ese documental, es hermoso. Y lo haría con gusto, pero no se ruso!. Con respecto a Ostrov y tantos otros documentales, etc que ví en el monasterio los comprendí gracias a la ayuda de los hieromonjes que sí saben el idioma. Yo lo poco que sé me guió solo para comprender donde comenzaban oraciones, etc en la película Ostrov, lo aclaré en el post que denominé subtítulos en español "mejorados", y que como los subt en español que conseguí luego, no me habían gustado mucho, los usé como base, y me ayudé también con los subt en inglés más que nada en lo referente a algunos diálogos que estaban más comprensibles que la traducción en español. Y con respecto a las oraciones, ya lo expliqué bien allí también, cambié algunas y puse las versiones en español que se usan aquí en el monasterio. Pero no hice una traducción del ruso, sino una mejora de los mismos subtítulos en español.
El link que me pasaste está completo el documental en ruso solamente, pero en youtube no. Igualmente, no dispongo ahora del tiempo para hacer una traducción del inglés. Hay muchísimo material en la web y poca traducción al español, este sería un hermoso apostolado para un futuro...ruego al Señor me dé la gracia de aprender y contar con todas las herramientas necesarias (informáticas, programas para realizar subt en diferentes formatos, etc), como con la ayuda de quiénes sí saben bien el idioma para trabajar en conjunto, y en un futuro poder hacerlo...Si es Su Voluntad...Saludos, Dios te bendiga!.